Check-in y check-out: lista completa de lo que debes hacer entre un huésped y otro

Es posible que tu ya hayas notado que no hay un horario estándar de check-in y check-out en los anuncios de alquiler de vacacional, ¿verdad? Así es, cada anfitrión tiene la libertad de definir qué funciona mejor, dependiendo de sus horarios o rutina. Por ejemplo, hay anfitriones que permiten que los huéspedes entren hasta el final de la tarde y se vayan hasta el mediodía.

Todo lo anterior debe ser pensado para que tu tengas tiempo de hacer lo necesario para recibir un nuevo grupo de turistas. Además, es importante que seas más riguroso en los horarios cuando la tasa de ocupación se acerque al 100%.

Esto se debe a que, cuando el cambio de huéspedes se produce en el mismo día, los administradores deben ser ágiles, organizados y precisos. Al fin y al cabo, es esencial cumplir con los horarios preestablecidos de check-in y check-out; Si retrasas la entrada de un viajero, por ejemplo, puedes recibir una evaluación negativa, lo que dificulta nuevas reservas. 

Lista de lo que hay que hacer entre el check-in y el check-out

Pensando en lo importante que esto dentro del mundo de los viajes creamos una lista de comprobación, que enumera las acciones necesarias que debes realizar entre un check-in y un check-out. Estos son consejos relacionados con la limpieza, el mantenimiento e incluso las comodidades:

1. Revisar la propiedad

Lo primero que tienes que hacer es revisar el alojamiento para asegurarte de que todo está en orden. No se trata de identificar si la casa o el departamento está organizado, porque está claro que no lo estará, sino de que tu compruebes que los huéspedes no han estropeado nada. Cuanto antes te asegures de ello, más posibilidades tendrás de no salir perdiendo. 

En esta etapa, recorre todas las habitaciones, abre los cajones y no te olvides de las áreas externas. Una de las partes que más atención merece a la hora de la inspección es la cocina. Si ves que hay un vaso roto apúntalo inmediatamente para comprar otro lo más rápido posible.

2. Limpiar tu alojamiento

Si los viajeros no han llevado la basura al lugar correcto, comienza por ahí. También presta atención a los platos sucios, que casi nunc se lavan el último día de la estadía.

Lo ideal es que tu o el equipo encargado empiecen a limpiar lo antes posible, porque es la acción más importante que hay que hacer entre el check-in y el check-out. Las zonas más críticas suelen ser el baño y la cocina, por lo que también te conviene priorizarlas. 

Además, recuerda que tu puedes mantener una rutina que intercala la limpieza más ligera, que se hace en menos tiempo, con la más pesada, que idealmente debería ocurrir en un día en que tu propiedad no recibirá a nadie. De esta forma, no hay acumulación de suciedad y no tienes que preocuparte por si tendrás tiempo suficiente para esta tarea. 

Lo que sí es fundamental es que tengas a mano contactos de empresas de limpieza o limpiadores para servicios de urgencia. En última instancia, tú como administrador del alquiler vacacional tendrás que hacer el trabajo pesado. Tip: guarda los productos de limpieza en un armario al que sólo tú tengas acceso.

3. Cambia las toallas y ropa de cama

Paralelamente a la limpieza del espacio, es necesario cuidar del ajuar. Mientras estás limpiando, retira las toallas y la ropa de cama y ponlas en el área de lavado y secado o envíalas a la lavandería.

Ni se te ocurra reutilizarlas. Un reportaje del programa Fantástico, de TV Globo, demostró que, de ocho hoteles, tres guardan las sábanas y fundas de almohada usadas después de que el huésped deja la habitación. Se trata de un mal hábito que afecta a parte de la industria hotelera, pero que el alquiler vacacional nunca debería incorporar. 

Para facilitar las cosas, invierte en toallas y ropa de cama blancas. De este modo, podrás lavarlas juntas en la lavadora sin riesgo de mancharlas. También puedes utilizar detergente para manchas si el ajuar es uniforme y de color neutro. 

equipar inmuebles de alquiler vacacional

4. Repon los artículos de aseo y obsequios de bienvenida

Entre el check-in y el check-out, también es importante que verifiques si hay detergente, jabón, champú, acondicionador y cualquier otra cosa que tu ofrezcas a los turistas. No olvides las cápsulas de café, el aceite de oliva, la sal y el azúcar, que suelen ser los elementos básicos de toda cocina.

Asegúrate de dejar una buena cantidad para la duración de la estadía y para el número de huéspedes que estarán llegando. Presta mucha atención a los productos que anuncias en tu anuncio, ya que estos son exactamente lo que los visitantes buscarán cuando lleguen.

Además, compensa cualquier regalo sorpresa que ofrezcas como parte de la industria de la hospitalidad. Ya sea una cesta de bienvenida o un vino, por ejemplo, preferiblemente acompañado de una tarjeta escrita a mano. Colócalos en un lugar visible justo en la entrada de la propiedad, junto al libro de bienvenida para huéspedes vacacionales. Si la primera impresión es la que queda, ¡haz que sea especial!

Lee también:

check in y check out

¿Qué más hay que hacer entre una salida y una entrada?

Por último, guarda las llaves en tu caja de seguridad o envía la contraseña por mensaje a los nuevos visitantes si optas por el auto check-in. O simplemente prepárate para dar la bienvenida a los próximos viajeros; No te olvides de escribir una reseña de los últimos huéspedes. 

Una vez hecho esto, comprueba cuántas horas has tardado en completar todos los pasos. Repite el procedimiento una o dos veces más para encontrar un tiempo medio. Este debería ser el intervalo de tiempo entre la entrada y la salida de tu propiedad, preferiblemente con una hora extra para tener en cuenta imprevistos. 

Saber el tiempo que necesitas para tenerlo todo en cuenta también es importante para negociar el check-in y el check-out: el huésped puede solicitarte un early check-in (entrada anticipada, que debe comunicarte de antemano y comprobar si es posible) o un late check-out (salida tardía) directamente con los huéspedes. 

Siempre recuerda que si estás preocupado con tanto trabajo, puedes solicitar la ayuda de un coanfitrión. Sin mencionar el apoyo de la tecnología para el alquiler vacacional que el Sistema de Stays te brinda para la limpieza, el mantenimiento, el check-in y el check-out. Programa una demostración gratuita aquí.

¿Tú agregarías alguna otra acción requerida entre el check-out y el check-in en tu alquiler de vacaciones? ¿Tienes una historia o pregunta para compartir? Escríbenos.

David Cavalcanti

Sales Manager de Stays, David es formado en Publicidad y Propaganda con especialización en marketing y especialista en alquileres vacacionales. Con más de 11 años en el mercado del alquiler vacacional, cuenta con mucha experiencia y trayectoria profesional en las áreas de ventas, comercial, marketing y gestión de equipos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes tener interés en: